Navigation Menu

10 momentos de mi día que me hacen feliz


En una de las sesiones de Mindfulness en las que participo me dejaron la tarea de conectar con aquellos detalles del día a día que me proporcionan felicidad.

A veces creemos que la felicidad es una utopía lejana que sólo se encuentra al final de la montaña más alta, y si cambiamos ese enfoque realmente nos daremos cuenta que no es así, que está más al alcance de la mano de lo que creemos si nos centramos en disfrutar el momento presente y si nos detenemos por un instante a respirar y observarnos a nosotros mismos cómo reaccionamos ante esos estímulos, que sensaciones nos despiertan y a disfrutarlo con todos los sentidos.

Así que me senté a escribir mi lista de 10 cosas cotidianas que me hacen feliz.  Es un ejercicio muy sencillo pero reconfortante:

1) El olor del café cuando está recién hecho. Cada día mi txiki se levanta antes que yo y lo enciende. Ese olor me hace sentir que está ahí, que aún no se ha ido al trabajo, disfruto a lo lejos de su presencia.

2) Despertarme por la mañana, levantar la persiana y ver la Sierra con su sombrerito de nieve y el cielo despejado.  Echo de menos mi país, pero me encanta donde vivo.

3) Charlar con mi niño de camino al cole.  A veces es agotador ¿mamá qué es eso y aquello y porqué?, pero es una pasada porque conecto con el único legado que tengo asegurado en esta vida. Intento transmitirle valores que recuerde cuando ya no esté.

4)  Pasear con mi perrete por el río Guadalix, sentir la brisa fresca de la mañana en la nariz y que se me enfríen las manos, hasta que viene él y me da un lametazo para recordarme que estoy allí es para jugar con él.

5) Desayunar avena calientita y saborearme esa primera cucharada que tiene canela y leche condensada por arriba. mmmmMMMMMMMmmmmm

6)  Acariciar la barriguita de mi niño, ¡es tan suave! y sé que dentro de nada ya dejará de ser "mi bebé" así que mientras tanto lo gozo.

7) Trabajar en mi taller con una vela aromática encendida, y música Indie Folk, me produce una sensación de bienestar que no puedo explicar.

8) Escuchar a mi peque decir "mami deja que yo te ayudo" (en cualquier tarea del hogar), me reconforta saber que siempre ha tenido un espíritu amable y colaborador.

9)  Pintar una mandala, escoger los colores y ver que el resultado es armónico, se siente fenomenal.

10) Ir en el coche y sentir de repente que mi txiki me acaricia el cabello o las manos, uff me relaja totaaal.


Y tú, seguro que también tienes pequeños momentos como éstos que te hacen feliz.

Qué te parece si te detienes a conectar con ellos? 

Apúntalos, verás que mola leerlos y revivirlos cada día.


Besos y feliz domingo.
ile 







0 comentarios:

Gracias por tu opinión ;)

Follow @ ilenistorres